¿Cómo superar una adicción?

Teal-Scott¿Cómo superar una adicción? Este post va dirigido sólo y exclusivamente a aquell@s que sufren de una adicción. En caso de que seas alguien que desea ayudar a superar la adicción de otra persona, pulsa aquí para ir al post correspondiente.

Teal Scott lo explica a la perfección en este vídeo y nos da unas pautas muy valiosas para ayudarnos a liberarnos de cualquier tipo de adicción. Sin duda creo que pueden servirle de ayuda a mucha gente, por lo que he decidido compartirlos con vosotros.

Os dejo aquí por escrito el mensaje que transmite para quién quiera repasarlo sin necesidad de ver de nuevo el vídeo, y abajo encontraréis el vídeo en versión original subtitulado en español. Os recomiendo que veáis el vídeo y no os limitéis sólo a leer su mensaje, ya que es importante percibir y sintonizar con el tono y énfasis que pone Teal en sus palabras, lo cual hará que te llegue mejor su mensaje.

Tener en cuenta también que está escrito directamente la traducción literal del vídeo y que, por lo tanto, a nivel gramatical puede que no sea la forma más correcta de expresarlo, pero lo importante es centrarse en el mensaje.

ADICCIÓN

Es un estado en el cual un organismo se involucra en una conducta compulsiva:

  • El comportamiento es gratificante o placentero,
  • Hay pérdida de control cuando se limita su consumo.

Hoy hablaremos acerca de las adicciones. ¿Qué es la adicción, realmente, y cómo poder sanarse de ella? En el caso de alguien que tiene un problema con adicciones, lo que estamos viendo es alguien que es sensible a la discordia. Tienen dificultades para tolerar la discordia y las vibraciones negativas en sus vidas, y yo creo que esto es algo bueno. Lo que no está bien son las ansias que surgen de esto.

En cuanto a la adicciones, cuando alguien es sensible a la discordia pero esa persona no sabe que puede controlar sus pensamientos sobre lo que está viendo, y por lo tanto, controlar sus emociones, esas personas tratan a través de ensayo y error y, finalmente, encuentran una actividad o sustancia que crea por ellos una alineación.

En otras palabras, esta actividad o sustancia hace que se suavice su enfoque hacia las cosas que están causando discordia dentro de ellos, aquellas cosas que están causando una emoción negativa. Y esa disminución en su enfoque, naturalmente les permite fluir en la dirección de sus propios deseos y así fluir en la dirección de la alegría, fluir en la dirección de la libertad y, primordialmente, fluir en la dirección del alivio.

Ya sea un alivio que se siente desde la ansiedad hacia la calma o desde la depresión hacia el entusiasmo, siempre se trata de un alivio. Es un alivio que está siendo estimulado por una actividad o una sustancia, y este alivio es la razón por la que podemos decir que: la razón por la cual la gente se involucra con sustancias adictivas y actividades adictivas es una razón con buenas intenciones.

Todo el mundo en esta vida desea alineación, todo el mundo desea esa sensación de alivio, desea ir en la dirección de su Verdadero Yo, desea ir hacia la alegría y hacia la libertad y así, hay buenas intenciones cuando estas personas encuentran una actividad o una sustancia para simular ese alivio.

Todos queremos sentir alivio, el problema con cualquier adicción es que se convierte en una vía de escape. La adicción a la actividad o a la sustancia se convierte en la única manera en la que uno piensa que puede lograr la alineación y engaña a tu cuerpo para que piense lo mismo.

Tenemos que entender que cualquiera que sea la adicción que estemos tratando, a lo que realmente estamos adictos mentalmente es a la sensación de alivio. No importa si uno está usando cocaína, o está utilizando pornografía, o se está cortando, o si uno está usando una adicción al ejercicio físico. Es la misma adicción que tenemos todos mentalmente, la cual es hacia la sensación de alivio, lo cual significa que existen distintos dispositivos que la gente utiliza para dirigirse hacia el mismo objetivo.

Las adicciones siempre son mentales al principio, y después se convierten en adicciones físicas. Para entender la forma en que la adicción actúa en cuanto al cuerpo físico, tenemos que entender el concepto de “neurotransmisión”. Neurotransmisión significa básicamente las señales e impulsos que se envían de una neurona a otra en el sistema nervioso. Mientras más rápido se envíen estas señales e impulsos de una neurona a otra, uno sentirá más excitación o alivio.

Así, una persona que busca la excitación o alivio de una cierta emoción o una cierta sensación o un cierto estado de ánimo, tratará de encontrar actividades y sustancias que básicamente causen un aumento en la neurotransmisión de la zona en el cerebro que se encarga específicamente de ese estado de ánimo, sensación o emoción.

Un ejemplo de alguien que busca un aumento en la neutransmisión sería alguien que es adicto a la velocidad o alguien que sea adicto a las actividades de alto riesgo. Una persona que busca una disminución en la excitación de ciertas emociones, sensaciones y estados de ánimo, elegiría actividades y elegiría sustancias que disminuyen la neurotransmisión en áreas específicas del cerebro que se encargan de esas emociones, estados de ánimo específicos y sensaciones. Así, un ejemplo de alguien que trata de disminuir la neurotransmisión sería alguien que es adicto a los opiáceos o a actividades calmantes (yoga, etc.).

Una vez que se introduce la actividad o sustancia específica dentro del cuerpo para cambiar la velocidad de la neurotransmisión, tu cuerpo pasa por un proceso de compensación en donde intenta restablecer la neurotransmisión que tenía antes de haber tomado la sustancia o actividad. Pero realiza esta compensación asumiendo que ese mismo nivel de actividad o de sustancia está presente en el cuerpo. Es casi como si hubieras introducido un taburete a la situación y ahora uno de tus pies está descansando sobre el taburete y el otro pie se apoya en el suelo y es así como ahora estás logrando el equilibrio. Entonces, si fueras a tirar el taburete, básicamente ahora tu cuerpo no podría funcionar sin el taburete porque la mitad del peso de tu cuerpo se apoya en él. Así que cuando uno remueve la sustancia, el cuerpo está fuera de equilibrio otra vez.

Básicamente, el restablecimiento de la neurotransmisión ahora depende de la presencia de esa actividad o sustancia. Debido a esto, no sólo necesitas incrementar la frecuencia de la actividad o sustancia para obtener el mismo efecto gracias al concepto de neurotransmisión, sino que también una vez que remuevas la sustancia o actividad, el cuerpo entra en un síndrome de abstinencia; así como he descrito anteriormente, es como patear el taburete que estaba cargando la mitad del peso. Ahora tu cuerpo está compensado por la presencia de esas sustancia o actividad en particular, y la falta de esa sustancia o actividad, nuevamente va a crear un desequilibrio. Es ese desequilibrio que se siente en el cuerpo lo que percibimos como un síndrome de abstinencia.

A nivel mental, una adicción no es más que un hábito que está tan increíblemente arraigado que se siente como si ese hábito en particular estuviera en control de ti y en control de tu felicidad y no al revés. Por lo tanto, la adicción se convierte en una herramienta que refuerza la impotencia.

Como podrán deducir a partir de la descripción anterior, hoy en día casi todo el mundo tiene una adicción u otra. Estas adicciones son saludables o no en distintos grados, aunque eso es sólo un prejuicio, pero todos nosotros tenemos estas dependencias, por así decirlo, hábitos que tienen más control sobre nosotros, en vez de que nosotros estemos en control de ellos. Entonces, cuando estamos hablando acerca de adicciones en este vídeo, nos referimos sobre aquello que la sociedad o uno mismo considera que es extremadamente perjudicial para tu estilo de vida, tu salud y tu alineación con aquella persona que en realidad eres.

El problema es que, cuando los efectos de la adicción terminan, tú te quedas exactamente en la misma situación en la que estabas porque nada ha cambiado en tu proceso de pensamiento. El problema es que ahora que ya has probado esa sensación de alivio, la situación en la que estás se siente 10 veces peor y ahora es insoportable. Entonces, nos hemos convertido en cazadores de ese alivio. Nos hemos convertido en personas que sólo viven para sentir esa sensación la cual creemos que se satisface a través de la sustancia o la actividad a la cual somos adictos, y lo perseguimos constantemente al grado al que perdemos nuestras vidas por la obsesión de perseguir esa sensación de alivio.

Perseguir esa sensación de alivio es algo bueno, es lo que todos deberíamos de estar haciendo. Deberíamos de estar persiguiendo la sensación de alivio porque esa sensación es la que nos indica que estamos apuntando en dirección hacia nuestros deseos y hacia nuestro Verdadero Yo.

El problema de las drogas es que es un sustituto. Deberíamos de perseguir nuestros deseos y perseguir esa sensación de alivio con nuestros pensamientos. La droga que estamos tomando o la actividad que estamos haciendo a la cual llamamos adicción, no hace nada más que permanecer con una excusa para que nos podamos alinear con quien realmente somos, pero eso no es verdadero poder, más bien perdemos nuestro poder.

Alinearse realmente con lo que eres es: Yo puedo elegir deliberadamente los pensamientos que tengo y, por lo tanto, puedo crear mi realidad en alineación. Yo no necesito ninguna herramienta o sustancia que provoque ese alivio dentro de mi y que no pueda controlar.

Existen dos partes que conforman una adicción. La primera parte es el deseo de encontrar alivio, el deseo de alejarse de la discordia. La segunda parte es la dependencia química. En otras palabras, aquello que estás sustituyendo para permitirte ir en dirección de tu alegría. Para poder sanarse de una adicción, ambos aspectos deben ser abordados. Utilizamos nuestras adicciones con el fin de crear una distracción fuera de nuestra discordia. Por lo tanto, nuestras adicciones nunca van a sanar si nos distraemos de aquello que está creando esa discordia desde el principio.

El deseo que una persona tiene hacia una actividad o sustancia adictiva, nunca puede deslindarse de la situación en la que se encuentra esa persona adicta. Esto se puede ver muy claramente en los estudios de laboratorio en los cuales le proporcionan alcohol a los animales y descubren que cuando empiezan a hacer cambios erráticos, cambios que inducen al estrés de los animales, los animales básicamente empiezan a sentir ansias de ir a consumir más alcohol. El consumo de alcohol aumenta astronómicamente dependiendo del estrés que se introduce en la situación de los animales. Lo que esto significa es: si tu aumentas el nivel de estrés y de discordia en tu vida, tus ansias de involucrarte en un comportamiento adictivo aumentarán. Si tu disminuyes el estrés y cualquier cosa que cause discordia en tu vida, tus ansias de ir hacia una sustancia o actividad adictivas desaparecerán.

Tu no puedes encontrar un pensamiento que te dé alivio y que sustituya esa “muleta” que has estado utilizando para aliviar la discordia a menos que averigües cuál es la discordia que está detrás de esa adicción. Tienes que averiguar qué estás ocultando. Tienes que averiguar de qué estás huyendo si es que quieres llegar al corazón de esa conducta adictiva.

Las adicciones no se tratan acerca de la sustancia ni acerca de la actividad, sino que se tratan acerca de lo que la adicción está encubriendo. Entonces debes preguntarte:

  1. ¿Cuál es mi motivación para esta adicción en particular?
  2. ¿De qué estoy tratando de huir?
  3. ¿Qué estoy tratando de evitar?

Son las preguntas más importantes por contestar en cuanto a las adicciones. Ahora voy a proponer algunos pasos a seguir para ayudarte a salir de una adicción y para que puedas ir en dirección del alivio naturalmente en lugar de utilizar una “muleta”.

  • Paso 1: tienes que ser muy honesto acerca de la situación en la que estás, si no eres honesto acerca de dónde estás, nada te ayudará a cambiar. La negación no ayuda al cambio, más bien evita el cambio. Así que el primer paso es admitir “tengo una adicción, honestamente, este comportamiento, esta actividad o esta sustancia tiene más control sobre mi que yo sobre él. Me incomoda demasiado pensar en la idea de no participar más en esta actividad, sustancia o comportamiento.” Este mismo paso es “estoy donde estoy”. Una vez que sepas en dónde estás, podrás encontrar con más precisión hacia dónde quieres ir, qué es lo que quieres hacer, qué prefieres hacer y cuál es tu idea de una mejora. Así que paso 1, sé honesto de que estás donde estás. Y desde ahí tienes que decir: “¿En realidad quiero cambiar esto? ¿Lo que perjudica en mi vida es mayor que lo que pienso que sería lo opuesto a mi adicción? ¿Esto me perjudica más de lo que me beneficia? ¿Estoy dispuesto a cambiar esto?” Esto es el punto crucial para todos los que tienen adicciones porque tú nunca podrás superar una adicción a menos de que realmente quieras cambiar. Esa motivación debe estar presente antes que cualquier otra cosa para que puedas cambiar esa adicción.
  • Paso 2: cambia tu vida. Cuando estás lidiando con una adicción y estás listo para dejarla atrás, tienes que estar listo para permitir que absolutamente todos los aspectos de tu vida cambien. Tienes que estructurar tu vida para que sea más agradable, tienes que deshacerte de la gente, los lugares y las cosas que refuerzan tu comportamiento adictivo y reemplazarlos con cosas que sean beneficiosas para ti. Personas, lugares y cosas que son más coherentes con quien realmente eres en lugar de ser coherentes con la persona adicta. La resistencia y la discordia son lo que está causando que busques el alivio que te proporciona la sustancia o actividad a la que eres adicto. Por lo tanto, para que ya no tengas ansias de involucrarte en esa conducta adictiva, tienes que estructurar tu vida para que esas situaciones no ocurran y, por supuesto, no podemos hacer esto el 100% del tiempo porque no estamos en el negocio de tratar de controlar todos los aspectos externos de tu vida, de hecho no puedes hacerlo, pero estás tratando de tomar las medidas que puedas para reducir el nivel de estrés en tu vida. Reducir la cantidad de gente que te encuentras y que te facilite involucrarte en tu conducta adictiva, reducir las cosas que te rodean y que te recuerdan tu conducta adictiva. Tienes que estructurar tu entorno para que no estés teniendo interacciones con las cosas que te dan ansias de involucrarte en tu comportamiento adictivo. Así que si observas de cerca tu vida, podrás ver qué aspectos te llevan o no hacia esa nueva vida que estás decidido a tener y tienes que tener la valentía para dejar de lado las cosas que ya no te sirven, y ahora construir una nueva vida a partir de las cosas que piensas que te sirvan mejor. El paso 3 va acompañado del paso 2…
  • Paso 3: corta lazos con cualquier cosa que no sirva para la persona que quieres ser. Las únicas cosas con las que deberías de rodearte son las cosas que coinciden con quien realmente eres, más no con quien eres justo ahora.
  • Paso 4: trata de deshacerte de los aspectos rituales de la adicción lo mejor que puedas. La parte del ritual de la adicción es tan adictiva como la sustancia o actividad en sí misma. Por ejemplo, hace tiempo realizaron unos estudios donde encontraron que la nicotina es mucho menos adictiva cuando es inyectada o ingerida que cuando es fumada, por personas que son fumadores crónicos. Por lo tanto, la actividad de llevar el cigarro a tu boca es parte de la adicción, y si observamos la mayoría de los comportamientos adictivos, todos tienen una especie de ritual. Entonces, si tú vas por la vida y empiezas a desactivar esos rituales que son parte de tu adicción, probablemente serás 10 veces más capaz de dejar tu adicción porque será menos adictiva en el momento en el que empieces a desactivar el ritual.
  • Paso 5: busca a personas, grupos o profesionales que sean capaces de apoyarte en tu viaje de donde estás hacia donde quieres estar, en el camino desde la adicción hacia estar libre de adicción. No deberías de pensar que debes ir por la vida solo, este es un Universo interdependiente. Debes de ser capaz de pedir ayuda. Existe mucha gente con recursos que te pueden ayudar para que te alinees con quien eres realmente, que puede facilitar que encuentres tu propio tipo de libertad. Tienes que encontrar gente que sea capaz de reflejarte quién eres en realidad. Encuentra gente que sea capaz de amarte cuando estés cubierto en vómito, encuentra gente que sea capaz de amarte cuando estés gritando y rascándote hasta sacar sangre. Necesitas encontrar gente que sea capaz de ser un ancla para ti, y ese ancla es quien realmente eres. Gente que pueda decir en ese momento sin importar cómo seas, cómo te estás comportando ni cuan loco te estás volviendo “soy capaz de ver quién realmente eres y en quién te estás convirtiendo.” Esa gente es la gente con la que te debes de rodear en estos momentos.
  • Paso 6: relaja la culpabilidad que tengas con respecto al tema de la adicción, en especial en cuanto a las recaídas porque, cuando una persona siente discordia y ha sido inspirada hacia… bueno, no es una inspiración, es una ansiedad, existe una gran diferencia pero, cuando siente ansiedad hacia el tipo de sustancia o actividad a la cual llamaríamos una adicción, cuando sienten culpa por la adicción en sí, se suma una discordia más encima de todo y eso avanza hacia una mayor adicción. Entonces, si tú eres una persona adicta, ¡relájate un poco! Tienes que entender que inicialmente, la razón por la cual estás haciendo esto, la razón por la cual tomas esa sustancia o actividad es porque te quieres sentir bien. Es comprensible el porqué haces esas cosas, eso no te convierte en una mala persona, aún eres igual de valioso que cuando naciste. Necesitas relajarte un poco porque cada vez que agregas el estrés de la culpa o de la decepción hacia ti mismo, encima de todas las razones por las cuales inicialmente te involucraste en esa actividad, entonces tienes la receta perfecta para un desastre y para fallar y no existe razón alguna por la cual tengas que ponerte en ese tipo de prisión y castigo. No puedes condenarte o sentirte culpable sin alimentar la vibración de la adicción. Tu cuerpo siempre se compensará porque te ama y así, cada vez que introduzcas algo en tu cuerpo que sea adictivo, tu cuerpo se compensará para que necesites más y más y más para que obtengas el mismo tipo de sensación. Ahora, si tú vas a sumarle autocondena y culpa encima, necesitarás aún más y más y más de la sustancia o actividad a la que estás adicto. Es decir que, si le has añadido una gran cantidad de culpa encima, tomará mucha más cantidad de sustancia para borrar los niveles de discordia y llegar a una sensación de calma. El problema es que, debido a que nada ha cambiado y tu enfoque aún permanece igual y aún mantienes el mismo punto de atracción, cuando el efecto de la droga se termina y tu regresas a tu vida, tu vida se pone cada vez peor. Es la culpa y la decepción lo que hace que los comportamientos y los estilos de vida de la gente adicta empeoren cada vez más. No es la sustancia en sí, sino que es el hecho de que una vez que eres adicto e impotente no sientes ninguna autoestima en absoluto, y si no sientes autoestima alguna, tu punto de atracción empeora cada vez más y más y más; y debido a que tu punto de atracción empeora cada vez más y más y más, las cosas que existen en tu realidad física también empeoran cada vez más y más y más; te rodeas con gente que está en un aspecto de impotencia absoluta, te sientes como una víctima y entonces te rodeas con abusadores, te sientes como un perdedor por lo cual tu cuerpo no puede mantenerse saludable y tu situación crece cada vez más hasta llegar al punto en el que es una situación de vida o muerte. Por lo tanto, tienes que eliminar el nivel de culpa que tengas y la autocondena que sientes por la adicción en sí, si alguna vez vas a superarlo.
  • Paso 7: yo creo que este es el punto más importante, el aspecto más importante para sanar una adicción. Tienes que profundizar en la motivación que te llevó a esa adicción desde un principio. Como estábamos hablando anteriormente, tienes que encontrar qué es lo que está encubriendo tu adicción, tienes que encontrar de qué estás tratando de huir con esa adicción y tienes que ahondar en eso tan profundo como puedas. Es posible hacer esto solo, pero una vez más, en un Universo interdependiente no deberías de esperar que así sea. ¡Estas son situaciones muy difíciles con las cuales estás lidiando! La gente no sólo se despierta un día y dice: “¡quiero ser adicto a algo!”, sino que se involucran en una adicción porque su situación de discordia es muy grande. Así que no necesitas desenmarañar todo eso por tu cuenta. Puedes encontrar gente, puedes encontrar profesionales, puedes encontrar psicólogos, puedes encontrar guías, puedes encontrar asesores en adicciones que sean capaces de ayudarte a profundizar en aquello que realmente está debajo de tus adicciones. Hasta que resuelvas el motivo inicial de tu adicción, esa motivación seguirá existiendo, y cuando la motivación sigue existiendo para que escapes y te involucres en la conducta adictiva, la conducta adictiva será algo en lo que sigas involucrado aún. Es aquí en donde muchas personas se equivocan, ellos dicen: “no puedo superar esto, por alguna razón simplemente no puedo dejar de lado la adicción”. ¡Eso pasa porque aún te sirve! Una adicción te sirve aún, cuando la motivación que te llevó a ella no está aliviada, cuando esa cosa la cual está siendo ocultada por la adicción y la discordia de la cual estás tratando de distraerte con la adicción aún está presente… entonces, obviamente, no va a haber ninguna curación de la adicción. La clave número uno para curar una adicción es sanar lo que está debajo de esa adicción.
  • Paso 8: pon en marcha un plan para que puedas salir de tu adicción. Existen muchos recursos disponibles en los cuales la gente tiene consejos de cómo estructurar tu vida de tal forma que tengas un plan y planes de emergencia para que puedas salir de tu adicción y no recaigas. A lo que me refiero con esto es que debes estructurar tu vida para que tengas tantas ideas sean posible acerca de qué hacer en lugar de la adicción en el momento en el que empieces a sentir ansias o incluso antes de sentirlas, para que las ansias nunca sucedan. Entonces, un ejemplo de uno de estos planes podrías ser: una lista de gente a quién llamar, podrías ser una lista de actividades que has decidido hacer, podría ser mascar chicle en lugar de poner un cigarro en tu boca. Existen todo tipo de planes si los buscas, lo cual deberías hacer. Existen todo tipo de gente con planes brillantes acerca de cómo puedes ir de un estado de total agobio y a merced de tu adicción, a sentirte como si hubieras dispuesto tu vida de tal forma que tengas muchos planes de emergencia para que puedas elegir alguna otra acción en lugar de involucrarte en tu adicción. Personalmente, una de mis partes favoritas de este plan es “adelantar y reproducir la película”. Cuando tú adelantas y reproduces la película, básicamente lo que estás haciendo es que cuando empiezas a sentir ansias de ir hacia la adicción vas a visualizar cómo se vería  todo después de la acción adictiva. Así que, si yo voy a ser realmente objetiva y estoy planeando involucrarme con la droga a la que estoy adicta, me sentiré decepcionada conmigo misma. Probablemente me sentiré tan mal como para renunciar a todo, como un fracaso, como un gran retroceso. Tendré de nuevo más días de recuperación porque otra vez introduje una sustancia que causará un desequilibrio en mi cuerpo. Ahora que estoy jugando a “adelantar y reproducir la película”, si decido tomar la droga, al tratar de averiguar cómo se vería un día después, o dos días después, o tres días después, o una semana después, de pronto se vuelve menos atractiva la idea. Empiezas a ver cómo aquella adicción de la cual te has convencido que te dará una sensación de alivio, eventualmente te hará sentir mucho peor. Adelantar la película te ayudará a estar mucho menos motivado a participar en tu conducta adictiva.
  • Paso 9: empieza a tratar tu cuerpo y tu salud seriamente, con amor y con cuidado. Estructura tu dieta para que esta sea benéfica para tu salud en lugar de perjudicarla. Haz lo mismo con tus horas de sueño, haz lo mismo con la gente con la que te rodeas, haz lo mismo con las actividades en las que te involucras. Quieres estructurar tu vida para estar en alineación con algo que sea benéfico para ti en lugar de perjudicarte. El ejercicio, la dieta, el sueño, la gente sana y las actividades sanas te llevan a un balance, te limpian de toxinas, te ayudan a avanzar hacia pensamientos positivos y los pensamientos positivos no propician acciones negativas como la participación en una conducta adictiva. Debes de comprometerte lo más que puedas. Yo entiendo que para este punto, cuando tienes una conducta adictiva, aun no tienes amor hacia ti mismo. Entonces, tomar una acción que esté alineada con amarte a ti mismo, es muy muy difícil cuando en realidad no te amas a ti mismo; pero es como si fuera un ciclo: mientras más practicas amarte a ti mismo con el pensamiento, más estarás inspirado a tomar acciones que están alineadas con el amor propio; pero también creo que funciona al revés, mientras más acciones tomas hacia el amor a ti mismo, más podrá tu cuerpo recibir el mensaje “me amo a mi mismo” y así será más fácil tener pensamientos como “me amo a mi mismo”. Por lo tanto, a veces es benéfico tomas esas acciones que expresan amor a ti mismo, incluso cuando aún no lo sientes.
  • Paso 10: aprende a meditar. La meditación será una de las cosas más valiosas que podrás aprender. Yoga sería una forma de meditación en movimiento. Existen todo tipo de meditaciones. Así que, si cuando hablo de meditación ya no se te hace tan atractivo porque tienes la clásica idea de que debes de estar sentado en la esquina de un cuarto con tus ojos cerrados, ¡no hay problema, existe un tipo de meditación para ti! El problema es que es absolutamente esencial introducir la relajación en tu vida si es que tienes discordia, y como ya hemos visto, la discordia es exactamente lo que está causando tus ansias hacia algo que es un sustituto del alivio, como una conducta adictiva. Entonces, si tu tienes una conducta adictiva, encontrar una forma de relajación para permitirte ir en dirección de aquellas cosas que te hacen sentir alivio de forma saludable, es absolutamente primordial. La meditación es una de las mejores maneras para lograr esto, si no es la mejor de todas… ¡así que inténtalo! Intenta cosas que naturalmente y sin “muletas” te permitan ir en dirección hacia la libertad, la dicha y el alivio.

Esos son los diez pasos esenciales, yo creo, en cuanto a pasar de conductas adictivas a estar libre de la adicción. Como siempre, cualquier prueba que llega a tu vida te hace expandirte, te hace más capaz de encontrar alegría y dicha que incluso aquellos que viven con una dosis moderada de retos.

Las adicciones no se tratan acerca de remover una sustancia, no es acerca de remover una actividad a la que estás adicto, es acerca de crear una vida, cambiar tu vida para que tengas una vida en la que ni siquiera sientas las ansias hacia la sustancia o la actividad desde el inicio.

No tengas miedo de darte a ti mismo todo lo que has deseado en la vida.

FUENTE: Pulsa aquí en caso de no visualizarlo